Enfermería

Los profesionales de enfermería son los ejecutores de cualquier actividad en la institución hospitalaria, por lo tanto constituyen una parte fundamental de los recursos humanos en la práctica de salud

En la actualidad la administración de los servicios de enfermería, dentro del sistema de salud, amerita de profesionales que asuman el rol gerencial administrativo con un alto nivel de responsabilidad y ética, así como con amplio liderazgo que motive cambios significativos según el área de competencia

En el Instituto Cubano de Oftalmología Ramón Pando Ferrer la vice-dirección de enfermería es dirigida por la vicedirectora de enfermeras, la sub-jefa asistencial, las supervisoras, las jefas de salas de hospitalización, la jefa de Cuerpo de Guardia, las jefas de unidades quirúrgicas, la jefa de esterilización y los enfermeros vigilantes epidemiológicos. El centro cuenta con una plantilla cubierta de 181 enfermeros y tres vigilantes epidemiológicos, con un índice de profesionalidad de 62,8 % que se encuentran distribuidos según categoría profesional en seis másteres, 110 licenciados, 47 enfermeros especializados y 22 enfermeros generales

El personal de enfermería de la institución esta capacitado para ejercer liderazgo del equipo de enfermería y en consecuencia para la toma de decisiones en cualquiera de las áreas de desempeño profesional: asistencial, docente, investigativo y gremial.

Las unidades quirúrgicas la conforman el quirófano de cirugía refractiva, el de microcirugía, el salón de 5to y 4to piso consulta externa y salón 5to edificio central, con capacidad para 32 posiciones quirúrgicas. Donde se realizan las intervenciones quirúrgicas de diferentes especialidades, entre las cuales tenemos, vitreo-retina, glaucoma, vías lagrimales, córnea y oftalmología pediátrica.

El personal administrativo y asistencial de enfermería tiene dominio y conocimiento pleno de las diferentes técnicas y procedimientos que se desarrollan, así como el manejo y cuidado con los equipos de tecnología avanzada con los que cuenta el centro.

La institución tiene un área de consulta externa, donde laboran enfermeras que desarrollan sus habilidades y conocen del funcionamiento y cuidados de todos y cada uno de los equipos existentes.

La institución cuenta con tres salas de hospitalización ubicadas en el edificio central.

Los pacientes gozan del respeto y el cariño de nuestro personal, además con el estado de opiniones y la buena evolución de los pacientes conocemos que la labor desplegada por el personal de enfermería, es satisfactoria.

Constamos con una central de esterilización dirigida por una licenciada. En este departamento se prepara y esteriliza todo el material e instrumental, que es utilizado posteriormente, en los diferentes servicios y departamentos del hospital, incluyendo salones de operaciones. Son de estricto cumplimiento las normas, reglamentos y Flujograma establecidos para dichas unidades.

La institución es centro rector metodológico de la oftalmología en el país, por lo que desempeña un rol muy importante. El personal de enfermería, es el encargado de adiestrar y capacitar a enfermeras(os) de otros centros, tanto dentro, como fuera del país

En la docencia se desarrolla un trabajo sistemático con el personal, además se imparten cursos de adiestramiento para la actualización de todo el personal. Para llevar esto a cabo contamos con un claustro de profesores con diferentes categorías: 1 asistentes y 3 instructores.

El centro se encuentra vinculado a la facultad de ciencias médicas Victoria de Girón, Finlay- Albarrán y la facultad de enfermería Lidia Doce, con las cuales se mantienen relaciones, para conocer todo lo relacionado con el personal que se encuentra superándose en éstos centros.

Nuestro centro ha obtenido la condición de Excelencia en enfermería y hemos resultado ganadores en la Emulación de la sociedad cubana de enfermería a nivel municipal y provincial. Otros logros no menos importantes a destacar son la disminución del índice del ausentismo, la posibilidad que se le brinda al personal, para su superación y la permanencia y estabilidad del personal.

Todo esto repercute de manera satisfactoria en el trabajo que desempeña nuestro personal de enfermería y que se traduce en la mejor atención y satisfacción del paciente

MSc. Julianis Lages Ruiz