Catarata

La ceguera representa una prioridad de salud a resolver por las autoridades sanitarias a nivel internacional, sobre todo al hablar de incrementar la calidad de vida de las poblaciones en general y de la tercera edad en particular.

La catarata, con un 50% de los casos de ceguera a nivel  mundial, es la causa principal de discapacidad visual en todas  las  regiones del mundo. Su tratamiento quirúrgico es una de las  intervenciones más estudiadas en costo beneficio de la atención  sanitaria. Según la OPS, la catarata asociada con la edad es la  principal causa de la pérdida de visión y de ceguera en los  países de América Latina

En nuestro país se viene trabajando con programas de prevención de ceguera en Catarata desde el año 1999, asesorados por la Cristoffer Blindess Misión (CBM) que colaboró con el montaje de todo el programa en cada una de las provincias, permitiendo tener un concepto claro de los índices de incidencia y prevalencia de la enfermedad según los parámetros de la Organización Mundial de Salud (OMS). Esto también permitió a Cuba establecer un programa más enérgico para la realización de la cirugía de catarata, de modo que en tan solo tres años logró elevar las mismas de un número de 10.829 en el 2000 a 14.710 en el 2003, a expensas sobre todo del incremento de estas en el interior del país elevando la tasa de cirugía de Catarata a 3100 por millones de habitantes, cifra esta que coloca a nuestro país entre los pocos países latinoamericanos con dichas tasas quirúrgicas.

Nuestro país con un trabajo en la prevención de ceguera de varios años de experiencia, mostró resultados importantes en un corto periodo de tiempo, lo que permitió que con la experiencia acumulada no se viera la solución de este problema con un alcance nacional, sino que llevo a cabo un programa llamado Operación Milagro, en el marco de los acuerdos del ALBA mucho más abarcador, e incluye el ayudar a otros países de la región y el mundo, mediante el apoyo de otros estados que han brindado también su colaboración, para la solución de este serio problema en nuestro mundo

Dr. Juan Raúl Hernández Silva