La Covid-19 y los cambios en nuestro estilo de vida

Salud Mental en tiempos de Covid19Ante la aparición del virus SARSCoV2, es natural que se experimente algunas emociones: tristeza, incertidumbre, desesperación, nostalgia, miedo, enojo, frustración, así como la sensación de que los proyectos son inalcanzables, por lo menos a corto o mediano plazo. Pero si esas emociones no están  correctamente reguladas, pueden provocar ansiedad y/o depresión. Por otra parte, si se prolongan en el tiempo pueden alterar el bienestar y la salud mental.

Toda esta amenaza al bienestar humano puede revertirse si es enfocado como una situación de aprendizaje. Aprender a actuar antes, es un estilo que se puede incorporar a la vida cotidiana.

Pensar en un futuro más inmediato facilita el autocontrol y elaboración de metas. La percepción de frustración, de abandono de su vida anterior, que ahora experimentas podrás superarla y debes tener listo sus nuevos proyectos. Comienza por proyectar que pasará la semana próxima, (pronto pasaremos a las diferentes fases de recuperación).Has una lista de tus pendientes, los que dejaste sin hacer hace unos meses, o hace o un año, o los que siempre quisiste hacer y no le alcanzaba el tiempo, organízalos, los puedes escribir si le resulta más cómodo, comparte esa planificación con otros, invítalos a que le acompañen o involúcralos, socializa ese plan de actividades, pídele a otros que le hagan sugerencias.

Puede resultar útil diseñar rutinas semanalmente para que puedas modificar los roles que asumes en dependencia  de las exigencias de cada fase de recuperación

Puede confeccionar un calendario (le puede resultar útil diseñar esas rutinas semanalmente, o sea a más largo plazo, para que pueda modificarla en dependencia de la dinámica de vida que ahora llevas y de los roles que asumes al interior de casa o a nivel social.

  1. Define un horario para levantarse, recomendamos que sea temprano, va a depender de los roles que cumplen los miembros de la familia, la edad y condiciones físicas que posean. Si estás a cargo de otros: niños, adolescentes, jóvenes, adultos, adultos mayores ellos pueden participar, se puede variar la asignación de la responsabilidad para despertar a los otros y la preparación del desayuno. Antes de desayunar, pueden realizar gimnasia, ejercicios de estiramiento. Cada día alguien diferente puede conducir esta actividad. Si el núcleo familiar es amplio o extenso, pueden alternar para no congestionar los espacios físicos del hogar cuando todos tienen las mismas necesidades.
  2. Concluido el horario del aseo personal, ejercicios de estiramiento o gimnasia, el desayuno, cada quien deberá dedicarse a sus actividades (ello favorece que todos estén ocupados a la vez que tengan su propias rutinas). Solo debe salir de casa una persona, quien reúna los requisitos de ser más saludable. Los demás deberán cumplir con horarios según sus edades, funciones familiares y sociales. Los adultos que aún cumplen con responsabilidades laborales fuera de casa saldrán a ellas, tomando todas las medidas orientadas por las autoridades sanitarias.
  3. Intercalar en las mañanas y en el cumplimiento de las actividades del día momentos para beber abundante agua, comunicar frases positivas, de aliento, de expresión de afecto entre los miembros de la familia, por ejemplo: ” lo estás haciendo bien”, “qué olor más rico viene de la cocina”, “te quiero mucho”, “me gusta pasar tiempo acompañada/o de ti”, entre otras.
  4. Es importante tener un horario para el almuerzo y la comida, se puede aprovechar, no solo estar todos juntos o los que permanecen en casa, sino para contar chistes, reconocer los logros del día, se puede incorporar a esa hora otorgar un reconocimiento especial por: ” ser muy cariñoso/a”, ” quien trabajó/ descubrió cosas nuevas hoy”, “quien trajo a casa los alimentos y compras necesarias para todos”, “quien cumplió con las medidas sanitarias” y así sucesivamente.
  5. El horario de la tarde puede ser para estimular el pensamiento creativo desarrollar manualidades: coser, bordar, tejer, dibujar; todo tipo de juegos que se tenga a mano: parchís, dama, ajedrez, hacer crucigramas, leer, escribir, acceder a las redes (si existe la posibilidad y disfrutar de los memes chistosos), disfrutar de series, películas, escuchar música, bailar, tomar una siesta. Actualizarse en las informaciones acerca de la enfermedad u otros acontecimientos nacionales e internacionales, esto también se puede hacer a partir de los espacios informativos creados para ello. Considere el humor como alternativa de afrontamiento para relajarse, compartirlo en familia, el disfrute sano, lo puede incorporar a la sesión de la tarde o la noche, alivia la ansiedad y frustraciones.Actividades
  6. En la noche puede divertirse según su preferencia, los más pequeños y posiblemente también los mayores se irán a dormir, los otros pueden dedicar algún tiempo para otras necesidades y prioridades, pero no olvide cumplir con el horario de sueño, que garantizará la jornada del otro día. Lo recomendable es que sean al menos 8 horas, dependerá de su organismo. No es recomendable automedicarse para conciliar el sueño o el consumo de bebidas alcohólicas.
  7. Entre los roles anteriormente mencionados hablamos de quienes se ocupan de buscar los abastecimientos. Al llegar a casa es importante que tenga el apoyo familiar,
    seguir el protocolo recomendado para proteger a los demás. Resulta muy positivo que sienta el reconocimiento de los suyos por arriesgar su vida y garantizar la satisfacción de las necesidades de los otros. Se puede recibir con aplausos, después de que cumplan las medidas higiénicas abrazarlo o abrazarla.
  8. Para aquello que realizan el teletrabajo, este se ha convertido en un gran desafío, reconocemos su importancia, no solo por los compromisos y responsabilidades laborales, sino porque le mantiene activo para lograr sus proyectos profesionales-personales, pero es importante regularlo, establecer horarios para ello, combinarlo con los deberes del hogar y el tiempo en familia, con actividades de ocio, así evita que trabajar en casa tenga consecuencias emocionales negativas.

RSS Efemérides

  • 23 de noviembre
    1854 - Muere en La Habana, el doctor Agustín E. de Abreu, graduado de médico en 1822. Profesor de Patología y Fisiología en la Real y Pontificia Universidad de La Habana.
  • 22 de noviembre
    1906 - Nace Antonio Guiteras Holmes en el condado de Montgomery, en Filadelfia, Pennsylvania. Terminó sus estudios de Farmacia en la Universidad de La Habana en 1927.