En un fragmento de carta, sintetiza José Martí el sentido de su propia vida: ¨Yo evoqué la guerra: mi responsabilidad comienza con ella, en vez de acabar. Para mí la patria no será nunca triunfo, sino agonía y deber. Ya arde la sangre. Ahora hay que dar respeto y sentido humano al sacrificio.¨

Su patriotismo era de naturaleza: él no se lo hizo, sino que el patriotismo lo modeló a él. Sus prematuros dolores por la tierra de su nacimiento, las persecuciones de que fue objeto y el sacrificio de su pueblo, le hicieron el hombre perseverante y ardiente que la causa cubana necesitaba. A 125 años de su caída en Dos Ríos, Cuba rinde homenaje al alma de su revolución, al Apóstol de su independencia, al Maestro.

Filed under Noticias by on #

José Martí, ser humano excepcionalmente dotado con el don de conmover y mejorar, se nos entra en el alma mucho antes de que hayamos podido comprender a cabalidad la trascendencia de su obra. Cierto que su persona viva, tal como la conocieron directamente los que gozaron de ese privilegio y de cómo se trasparenta y perpetúa en la encarnación de su verbo escrito, es en definitiva la más profunda obra que nos dejó. Consagró su vida por entero a la liberación de la patria, a la realización histórica de Latinoamérica y a la causa universal del “mejoramiento humano”. Leer más en José Martí…

Filed under Noticias by on #