diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica de alta incidencia en la población cubana, por lo que la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Es­tudio de la Sexualidad, tiene en­tre sus objetivos ofrecerles a las personas un me­jor disfrute de su salud sexual.

Leer más

About half of American adults have diabetes or are about to, according to new national data. Nearly 40% have prediabetes, and 12% to 14% have the illness itself, reports the Journal of the American Medical Association. Researchers found that diabetes was most prevalent in Hispanics (23%), blacks (22%) and Asians (21%), and that 11% of whites had the disease.

This was the first look at diabetes prevalence in Asian-Americans, who had the highest percentage of undiagnosed cases — 51%. The good news is that the numbers, while high, have stayed stagnant in recent years: Not much has changed since 2007. “This plateauing of diabetes prevalence is consistent with obesity trends in the United States showing a leveling off around the same period,” the authors wrote.

Fuente: NY Daily news

Categorizado en Noticias por el #

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se desarrolla o se detecta durante el embarazo, con una prevalencia del 9,2 % según los Centros para el Control y Prevención de enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés).

Al respecto, un estudio determinó que los niños cuyas madres desarrollaron diabetes gestacional después de las 26 semanas de embarazo tienen más riesgo de desarrollar autismo que los niños cuyas madres no tienen diabetes o diabetes gestacional.

Leer más

Las personas con diabetes tipo 2 que consumen una dieta alta en sal presentan el doble de riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular que aquellas que ingieren menos de sodio, según alerta un nuevo estudio publicado en ‘Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism’. La diabetes se produce cuando hay un exceso de azúcar en la sangre y las personas desarrollan esta condición cuando sus cuerpos se vuelven resistentes a la hormona insulina, que lleva el azúcar de la sangre a las células.

Las personas con diabetes tipo 2 que consumen una dieta alta en sal presentan el doble de riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular que aquellas que ingieren menos de sodio, según alerta un nuevo estudio publicado en ‘Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism’. La diabetes se produce cuando hay un exceso de azúcar en la sangre y las personas desarrollan esta condición cuando sus cuerpos se vuelven resistentes a la hormona insulina, que lleva el azúcar de la sangre a las células.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), (por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, alrededor de 29,1 millones de estadounidenses tienen alguna forma de diabetes, una población que se encuentra en riesgo de enfermedad cardiaca. Entre 2003 y 2006, las tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares fueron aproximadamente 1,7 veces mayores entre los adultos diagnosticados con diabetes que en los que no lo estaban, según el ‘Informe Nacional de Estadística de la Diabetes 2014′ de los CDC.

“Los resultados del estudio proporcionan evidencias científicas claras que apoyan las dietas bajas en sodio para reducir la tasa de enfermedades del corazón en las personas con diabetes”, sentencia el autor del trabajo, Chika Horikawa, de la Universidad de la Prefectura de Niigata, en Niigata, Japón. “Aunque muchas directrices recomiendan que las personas con diabetes reduzcan su consumo de sal para disminuir el riesgo de complicaciones, este trabajo es uno de los primeros grandes estudios longitudinales que demuestra los beneficios de una dieta baja en sodio en esta población”, subraya.

Los participantes de la cohorte de estudio de todo el país encuestados en el ‘Estudio de Japón sobre Complicaciones de la Diabetes’, que tenían entre 40 y 70 años y habían sido diagnosticados con la patología, fueron localizados en los 59 centros ambulatorios y universidades de todo Japón. Un total de 1.588 personas respondieron a una encuesta sobre sus dietas, incluyendo la ingesta de sodio, y los científicos revisaron los datos sobre las complicaciones cardiovasculares que experimentaron los participantes a lo largo de ocho años.

Los investigadores dividieron a los pacientes en cuatro grupos en función de su consumo de sodio y detectaron que los que consumían una media de 5,9 gramos de sodio al día presentaban el doble de riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular que los que comían, en promedio, 2,8 gramos de sal diarios. Los efectos de una dieta alta en sodio se agravan por un mal control de azúcar en la sangre.

“Reducir el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular es importante para que las personas que tienen diabetes tipo 2 mejoren el control de azúcar en sangre, además de vigilar su dieta”, aconseja Horikawa. “Nuestros hallazgos demuestran que la restricción de sal en la dieta podría ayudar a prevenir las complicaciones peligrosas de la diabetes”, concluye.

Fuente: Lainformación

Uno de los elementos que no faltan en nuestra cocina más tradicional es el ajo. Mucho hemos oído de sus propiedades y beneficios para la salud. Pero ahora, de manos de la medicina tradicional asiática, se está poniendo de moda una nueva forma de consumir este producto. Es el «ajo negro».

Leer más


La dalia, una flor que generalmente tiene un uso decorativo, ha pasado de los jardines y macetas a los laboratorios. Científicos de la Universidad Autónoma Chapingo, en México descubrieron que sus tubérculos son ricos en insulina, un polisacárido formado por moléculas de fructuosa que ayuda a equilibrar los niveles de insulina en la sangre y a controlar la diabetes.

Leer más