Rectora

Discurso de la Rectora en la Graduación 49 de la UCMVC

Discurso para el acto de Graduación de los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas.

Curso 2018-2019

 

Compañeros de la presidencia,

Estimados jóvenes que hoy se gradúan de las diferentes ramas de las Ciencias Médicas y sus familiares,

Profesores y trabajadores de la universidad y del resto de las instituciones de salud.

Distinguidos invitados,

Compañeros y Compañeras:

 

Pudiera parecer una utopía que inmersos en un contexto histórico diferente, en el que existen ciertas dificultades económicas en toda la América Latina, se abra ante el mundo un acontecimiento como este las puertas de un imperio omnipotente al que no le han faltado los intentos para arreciar el bloqueo a nuestra isla.

Ante esta realidad, celebramos para beneplácito nuestro la graduación 51 de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, cuando apenas nos separan unos días del aniversario 66 de los asaltos  a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Sobran las motivaciones para esta celebración; el pasado día 15 conmemoramos el 330 aniversario de la ciudad de Santa Clara, acontecimiento que constituyó un estímulo  para la entrega de resultados de una ciudad que crece con su historia y que sigue comprometida con Fidel, Raúl, la dirección histórica, con nuestro presidente Miguel Díaz Canel y con esa obra que marcha indetenible: la Revolución.

Esta graduación era un sueño hace 60 años atrás. Hoy es una prueba de la capacidad de los seres humanos para alcanzar las más elevadas metas y un premio para los que creemos que un mundo mejor  está a nuestro alcance.

Volviendo la mirada hacia el pasado recordemos que antes de 1959, el problema de la salud era una arista del enorme sufrimiento que padecía el pueblo de Cuba, y que condicionó un movimiento político revolucionario encabezado por Fidel.

En aquel entonces la situación sanitaria era deplorable y un sistema social como el que triunfó ese año en el país tenía que darle solución a estos problemas y necesidades masivas, lo que hizo proclive al sistema para grandes transformaciones.

Corrían los años 60 cuando se comenzaron las campañas de vacunación masiva. A partir de ese momento hubo una reducción constante de la mortalidad infantil, y se elevó la esperanza de vida  al nacer. Luego se crearon nuevas instituciones para la formación de profesionales institucionalizándose así el Sistema Nacional de Salud que basó desde entonces su actuar en los principios de la gratuidad, solidaridad, igualdad de atención y derechos para todos.

El triunfo revolucionario en Cuba, marcó un viraje radical en la política de salud que hasta ese momento existía. Los medios y los métodos desde ese ayer hasta hoy se han revolucionado de modo increíble, y la formación teórica- práctica supera considerablemente la que se conoció a lo largo de la historia. Más exacto sería decir que la multiplican.

Los años 70 estuvieron dirigidos al establecimiento de un modelo de medicina en la comunidad con los programas básicos  en las áreas de salud, orientados al control de riesgos.

Durante los años de 1980 se avanzó en aspectos como el programa de atención integral a la familia con el surgimiento del programa del Medico y la Enfermera de la Familia por idea de nuestro comandante en jefe y el fortalecimiento de la red de servicios hospitalarios y la introducción y extensión de altas tecnologías.

Posteriormente, 1990 marcó pautas para el sector, ante la caída del campo socialista y el recrudecido bloqueo, nuestro sistema concentró sus esfuerzos en la preservación de las conquistas alcanzadas. Se trabajó en el perfeccionamiento de la atención primaria de salud, en la formación de los recursos humanos, en el mantenimiento de los indicadores sanitarios y en la revitalización de programas contra enfermedades emergentes.

En la primera década del siglo XXI las líneas de trabajo en salud estuvieron dirigidas hacia el incremento de la colaboración médica internacional y el aporte económico de la salud pública a través de las misiones de cooperación internacional; se produjo una ampliación del proceso inversionista en hospitales, ópticas, farmacias y policlínicos, entre otros. Se potencializó el desarrollo de la tecnología de punta y la investigación.Igualmente se trabajó en un grupo de programas de salud, entre los que se encuentran el perfeccionamiento del capital humano, el de genética y discapacidad, de transporte sanitario, creación y perfeccionamiento de las terapias intensivas municipales, los servicios de nefrología, hemodiálisis, cardiología, oftalmología y ortopedia.

En el 2010, se llevó a cabo por el Ministerio de Salud Pública una evaluación de la organización del sistema de salud con el objetivo de reordenar los servicios médicos y garantizar su eficiencia y sostenibilidad, incrementar la calidad y satisfacción de los usuarios y mejorar el estado de salud de la población. Esta evaluación demostró la necesidad de hacer sostenible el proceso de transformaciones en el sector.

 

En este viaje muchos de ustedes, han tenido la oportunidad de comprender muchas cosas, sin palabras y sin discursos, en ese lenguaje mudo pero elocuentísimo de las realidades sociales y de las realidades humanas. Tengo la certeza de que mucho más que las ideas abstractas, las inclinaciones, la vocación, y la condición natural de cada uno, incuestionablemente buena, contribuirá a que sepan cumplir el deber.

Los graduados aquí presentes pertenecen a una nueva etapa dentro del sector y formarán parte de una estrategia elaborada e implementada en el marco de la actualización del modelo económico cubano donde el proceso de transformaciones y las líneas de acción dirigidas a una estrategia científica bien fundamentada, la reorganización de los servicios, fue el escenario que hizo eco su formación.

Hace apenas dos días se graduaron 198 estudiantes de técnico medio en las carreras de Enfermería, Estadística de Salud, Control de Vectores, Trabajo Social, Análisis Clínico, Podología, Prótesis Estomatológica, y Obreros calificados en Control de Vectores. En esta ocasión se gradúan 844 egresados, los que han  sido protagonistas de importantes actividades en esta casa de altos estudios, pertenecientes a las carraras de Medicina, Estomatología, y Licenciaturas en Enfermería, Nutrición, Logofonoaudiología,  y Rehabilitación en Salud, donde por seis años consecutivos algunos de los aquí presentes fueron protagonistas de la obtención del primer lugar en el fórum Científico Estudiantil de las Ciencias Médicas, en los Fórum Nacionales de Historia con resultados destacados y con el primer lugar en el curso que concluye.

Muchos otros fueron participes de resultados destacados en los festivales provinciales y nacionales de artistas aficionados, en los que resalta el conjunto artístico ¨ Nuestra América ¨, del que hoy se gradúan seis de sus integrantes.

Los juegos Caneyes y la Universiada Nacional del deporte universitario también fueron testigos de los premios obtenidos por los graduados que hoy recibieron sus títulos.

No podemos dejar de mencionar a los 10 estudiantes de la carrera  de Medicina de la Universidad ¨ Siglo XXI de México¨ que desarrollaron el internado en nuestra universidad.

Vale la pena destacar la participación en muchas actividades políticas, las calles de la ciudad inundadas con su presencia en las marchas conmemorativas y de apoyo a nuestro proyecto socialista y las causas justas del mundo.También compartieron actividades comunitarias contribuyendo a la prevención de enfermedades y promoción de salud, como dijera el Apóstol: ¨ La alabanza oportuna es necesaria¨

Legue a ustedes el reconocimiento por escribir páginas tan distintivas en la historia universitaria villaclareña .Sirva también la ocasión para felicitar a la delegada al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, a los cuatro delegados al 9no Congreso de la FEU, a la Diputada a la ANPP, así como de manera especial a los 140 estudiantes que obtuvieron Título de Oro.

Estimados Graduados:

Ustedes ya han hecho historia. Hoy vale recordar las palabras del General de Ejército Raúl Castro Ruz en conmemoración del Aniversario 60 del triunfo de la Revolución en Santiago de Cuba y cito:

¨¨ No dejemos espacio al desconcierto y la improvisación que florece en los de escasa voluntad a la hora de actuar, sino que con el optimismo y la confianza en la victoria que nos legó Fidel y en estrecho vínculo con el pueblo sepamos encontrar la mejor solución a cualquier desafío que se presente.

Traducido a nuestro entorno equivale a decir que en las nuevas tareas ustedes deben asumir como reto: la calidad de los servicios en correspondencia con los principios y valores de la salud pública cubana, garantizar la estabilidad de la situación epidemiológica, disminuir la mortalidad infantil y materna, disminuir los gastos a lo estrictamente necesario y asegurar los compromisos de la colaboración internacional.

Este acontecimiento que hoy llevamos a cabo puede traducirse de muchas maneras. Ustedes son la fuente inspiradora que se yergue ante el suelo patrio y como manojo de palomas se alza para repetir mil veces ¨ Gracias Fidel¨, gracias! por hacernos cumplir una vez más nuestros sueños.

Ustedes son la experiencia viva de que el capital humano puede más que el capital financiero, porque el capital humano implica no solo conocimiento sino también- y muy esencialmente- conciencia, ética, solidaridad, sentimientos verdaderamente humanos, espíritu de sacrificio, heroísmo y la capacidad de hacer mucho con pocos recursos.

Como dijera nuestro líder indiscutible ¨ Nosotros ofrecemos formar profesionales dispuestos a luchar contra la muerte. Nosotros demostraremos que hay respuesta a muchas tragedias del planeta. Nosotros demostraremos que el ser humano puede y debe ser mejor. Nosotros demostraremos el valor de la conciencia y de la ética. Nosotros ofrecemos vidas.¨ ¡Adelante, Abanderados invencibles de tan noble profesión, demostrando que todo el oro del planeta no puede doblegar la conciencia de un verdadero guardián de la salud y de la vida, listos para enfrentar cualquier revés , con sentido del momento histórico, cambiando todo lo que debe ser cambiado, siendo tratados y tratando a los demás como seres humanos, porque eso es Revolución.

Repitamos la estrofa del cantautor Silvio Rodríguez ¨ No hacen falta alas, para hacer un sueño, basta con las manos, basta con el pecho, basta con las piernas y  con el empeño.

En ustedes está el compromiso de continuar siendo fieles a este legado. Estamos seguros que con firmeza y convicción, asumirán el nuevo camino que han de transitar como profesionales de la salud, convencidos de que un mundo mejor es posible.

Recordemos lo dicho también por Fidel: ¡Gloria a esa juventud, a los nuevos salvadores de vidas que elevan la noble profesión de los médicos a los más altos niveles de consagración y ética que ha conocido el mundo!

¡Gloria a estos jóvenes que también son parte del pueblo villaclareño y que como él mismo dijera Fidel en esta histórica plaza ante la figura erguida del Che Guevara ¡Vencedores de dificultades y obstáculos!

¡Felicidades Graduados!

Retomemos las palabras de nuestro presidente

Somos Cuba

Somos continuidad

¡Hasta la Victoria Siempre!

Dra. Ivette Irene Molina Linares