La apreciación de la película Inocencia, un regalo para los estudiantes de las Ciencias Médicas

El arte IMG_20190321_082224885es algo de lo que el hombre no puede prescindir en este momento de desarrollo social donde la imagen visual se convierte en la forma preferente del discurso global, muestra de ello es el acercamiento a la obra cinematográfica efectuado por los estudiantes de la facultad de Medicina de nuestra Universidad al realizar la visualización de la película Inocencia del director Alejandro Gil.

Con los rostros consternados y lágrimas en los ojos salieron muchos de nuestros futuros galenos del teatro, lo que demostró que la vorágine de estudios no les impidió que fueran tocados por la magia de la sensibilidad que provoca el gusto estético. Alumnos, profesores y trabajadores compartieron momentos llenos de emoción que les fueron revelados a través de la recreación artística de uno de los más crueles e injustos acontecimientos de la historia de Cuba, donde quedó plasmado el protagonismo histórico de esos jóvenes inocentes cuyas vidas fueron arrebatadas.

En entrevista concedida por el director de la película a la estudiante de periodismo Patricia Hernández Acevedo este alega a la pregunta: ¿Cómo mantener la expectación en una historia cuyo final es conocido?

-Es una película difícil, porque cuando entras a la sala sabes que tus protagonistas van a morir. Había una gran cantidad de información nueva que tiene un andamiaje sólido dentro de la construcción y análisis de los hechos. Justamente porque hay muchas zonas de silencio, que no se dan en las escuelas, y son las que visten los sucesos, como el intento de rescate de los abakuá.

En la cuadragésima edición del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano celebrado en diciembre de 2018, su director Alejandro Gil obtuvo un premio Coral especial del Jurado, el premio de la popularidad y también fue merecedor de la distinción Signis.

El Doctor Eusebio Leal Spengler, historiador de la ciudad de La Habana señaló acerca del filme que “es el más profundo acercamiento a la verdad que jamás se ha llevado a una obra de arte¨ y su director dijo que viniendo de él es un regalo.

Cuando celebremos algún acontecimiento histórico en la plaza de nuestra Universidad Médica, sin lugar a dudas miraremos las esculturas que rinden homenaje a estos héroes con otros ojos. ¡Gracias por acercarnos a la historia de una manera tan genial y conmovedora!

Enviado por:
MSc. Rebeca González Escobar y MSc Ana María Sobrado Pérez

Filed under Fac. Medicina, Noticias by on #