Pacientes con insuficiencia cardiaca tienen asociadas cinco o más enfermedades crónicas

0
La insuficiencias cardiaca tiene asociada más de 5 enfermedades crónicas

La insuficiencias cardiaca tiene asociada más de 5 enfermedades crónicas

 

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) con motivo de su reunión anual en Málaga del 13 al 15 de junio recordó que un 60 % de los pacientes que padecen de insuficiencia cardiaca presentan síntomas de 5 o más enfermedades crónicas asociadas a esta.

Entre las enfermedades crónicas más asociadas a las comorbilidades cardiovasculares se encuentran:

  • Fibrilación auricular: es la arritmia cardiaca más frecuente en la práctica clínica. ​ La FA es una enfermedad que se caracteriza por latidos auriculares descoordinados y desorganizados, produciendo un ritmo cardíaco rápido e irregular (es decir, latidos cardiacos irregulares).
  • Hipertensión: Es la elevación de los niveles de presión arterial de forma continua o sostenida. Para entenderlo mejor es importante definir la presión arterial. El corazón ejerce presión sobre las arterias para que éstas conduzcan la sangre hacia los diferentes órganos del cuerpo humano. Esta acción es lo que se conoce como presión arterial. La presión máxima se obtiene en cada contracción del corazón y la mínima, con cada relajación.
  • Cardiopatía isquémica: La cardiopatía isquémica es la enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, es decir, las encargadas de proporcionar sangre al músculo cardiaco (miocardio).

Dentro de las asociadas a comorbilidades no cardiovasculares están la anemia, el cáncer, la enfermedad renal crónica, la diabetes, el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la depresión y la demencia, entre otras.

‘La adecuada detección y manejo de las comorbilidades en insuficiencia cardiaca es importante no solo por su frecuencia, sino porque están implicadas en el propio desarrollo de la enfermedad, pudiendo contribuir a su progresión y al empeoramiento del pronóstico llegando incluso a aumentar el riesgo de hospitalización, los días de estancia hospitalaria y la mortalidad de estos pacientes’, explica la doctora Carolina Ortiz.

Insuficiencia cardiaca terminal

Deterioro funcional progresivo, tanto físico como mental, y la dependencia para la mayoría de actividades diarias.

‘Los cuidados paliativos están poco desarrollados en el manejo de las cardiopatías probablemente porque la predicción exacta del momento de la muerte en las enfermedades cardiovasculares, y en la insuficiencia cardiaca en particular, es más difícil de determinar que en otras patologías. Tres de cada cinco pacientes que mueren en servicios de cardiología se consideraron no reanimables, tomando frecuentemente esta decisión después de un procedimiento agresivo, con una posterior infrautilización de medidas paliativas. Solo el 44 por ciento de los pacientes recibieron mórficos y solo el 4,4 por ciento asistencia espiritual’, recuerda la experta.

En este sentido, cree que la integración de los cuidados paliativos es ‘aún una asignatura pendiente en el abordaje del paciente con insuficiencia cardiaca terminal’. ‘Los profesionales debemos esforzarnos y ofrecer estos cuidados a nuestros pacientes, no solo en la fase terminal de la enfermedad, sino en momentos más precoces con el objetivo de mejorar la calidad de vida, controlar los síntomas y aplicar una estrategia de manejo global que considere el bienestar físico, mental, emocional y espiritual de los pacientes’, concluye.

(Con información de Infomed)

Dejar un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

*