Comenzó Fase II de ensayo clínico pediátrico con vacuna Abdala

El equipo coordinador del ensayo clínico pediátrico con la vacuna cubana Abdala, que transcurre en esta ciudad desde el 15 de julio pasado, quiso conmemorar el Día de la Rebeldía Nacional con una excelente primicia: el inicio de la Fase II en adolescentes comprendidos entre los 12 y los 18 años de edad

CAMAGÜEY. — El equipo coordinador del ensayo clínico pediátrico con la vacuna cubana Abdala, que transcurre en esta ciudad desde el 15 de julio pasado, quiso conmemorar el Día de la Rebeldía Nacional con una excelente primicia: el inicio de la Fase II en adolescentes comprendidos entre los 12 y los 18 años de edad.

Para ello, este lunes feriado abrieron nueve vacunatorios en igual cantidad de áreas de Salud de la villa principeña, con el propósito de aplicar la primera dosis de Abdala al grupo etario previsto, luego de vencer de manera satisfactoria la etapa inicial del estudio Ismaelillo en una muestra de 44 muchachos y muchachas.

 

Entre estos estuvo Leonardo Falcón Rosabal, estudiante de Noveno Grado de la Escuela Secundaria Básica Pepito Mendoza, quien no dudó un segundo en dar su consentimiento: «Les digo a todos, afirmó sonriente, que hay que vacunarse y no temer, pues más miedo hay que tenerle a la terrible COVID-19».

Feliz de que Aleicer Lázaro, alumno de la especialidad de piano en la Escuela Vocacional de Arte Luis Casas Romero, fuera también de los primeros en inmunizarse con Abdala, Georgina Castillo Luis, su mamá, declaró emocionada:

«Miles de niños en Cuba y en el mundo esperan por la vacuna; por tanto, el hecho de que mi hijo sea parte de esta historia me enorgullece como madre. Confío en la ciencia cubana y esto me hace agradecer doblemente la posibilidad de haber nacido en este país».

 

La Doctora en Ciencias Sonia Resik Aguirre, investigadora principal del ensayo clínico, agradeció a los padres y a los niños que voluntariamente dieron su disposición a participar, convencidos de la necesidad de contar, lo más pronto posible, con una vacuna segura y llegar a inmunizar a toda la población infantil de Cuba.

«Es muy importante que culminemos el estudio con el éxito que esperamos, en cuanto a seguridad e inmunogenicidad del producto, para que nuestros niños puedan retornar a la vida normal, retomen las clases presenciales, puedan jugar en las calles y divertirse, algo que mucho necesitan», comentó la especialista.

 

 

Artículo completo

Filed under Uncategorized by on #