Variados

Con el segundo mayor consumo de energía eléctrica en Cuba, ascendente a poco más de 68 mil mega watts, Matanzas debe extremar las medidas de ahorro durante este verano. Sin embargo el ingeniero Angel Núñez Barreto, director de la Oficina de Uso Racional de la Energía, afirma que existen suficientes reservas de eficiencia, aún inexplotadas.

En ese sentido, el especialista apunta que mucho se puede avanzar en la hermeticidad de los equipos de refrigeración, la eliminación de fugas de calor en sistemas de calderas y de vapor, sin desechar la necesaria acción del analista en materia de energía, un puesto clave capaz de con sus estudios propiciar la toma de medidas que siempre se revierten en favor de la eficiencia energética de las empresas.

No es de extrañar pues, que recientes inspecciones en el horario nocturno y sobre todo en el de máxima demanda han demostrado que persisten sistemas de clima sin la hermeticidad necesaria y derroche de agua, fundamentalmente en entidades del Ministerio del Turismo, de la Alimentación y la Salud.

Ausencia de sistema integral de estímulo al ahorro, planes de consumo que se confeccionan sin una base técnica, son algunas de las deficiencias que persisten en esta provincia, un territorio donde los gastos entre el sector residencial y el estatal, marchan muy próximo el uno del otro y las pérdidas de energía se acercan al 14 por ciento.