Noticias Médicas

Vinculan la postura al dormir con el riesgo de muerte en epilépticos

Dormir boca abajo podría aumentar el riesgo de muerte súbita de los epilépticos, sugiere una investigación reciente.

La muerte súbita e inesperada en la epilepsia ocurre cuando una persona por lo demás sana muere y “la autopsia no muestra una causa clara de muerte estructural ni toxicológica”, señaló el Dr. Daniel Friedman, profesor asistente de neurología del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York.

Es algo raro, y el estudio no establece una relación causal directa entre la postura al dormir y la muerte repentina.

Pero según estos hallazgos, los epilépticos no deben dormir boca abajo, dijo el líder del estudio, el Dr. James Tao, profesor asociado de neurología de la Universidad de Chicago.

“Encontramos que dormir boca abajo es un factor significativo para la muerte repentina e inesperada en la epilepsia, sobre todo en los pacientes menores de 40 años”, comentó Tao.

En las personas con epilepsia, unas interrupciones breves en la actividad eléctrica del cerebro provocan convulsiones recurrentes, según la Epilepsy Foundation.

No está claro por qué dormir boca abajo se vincula con un riesgo más alto de muerte súbita, pero Tao dijo que el hallazgo tiene paralelismos con el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Se cree que el SMSL ocurre porque los bebés no pueden despertarse si su respiración se interrumpe. En los adultos con epilepsia, comentó Tao, las personas boca abajo quizá tengan una obstrucción en las vías aéreas y no puedan despertarse.

Para el estudio, Tao y sus colaboradores revisaron 25 estudios publicados anteriormente que ofrecían los detalles sobre 253 muertes súbitas e inexplicadas de pacientes de epilepsia, con información disponible sobre la posición del cuerpo en el momento del fallecimiento.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 21 de enero de la revista Neurology.

Tao encontró que el 73 por ciento de los pacientes murieron mientras dormían boca abajo. En un subgrupo de 88 casos, los menores de 40 años tenían cuatro veces más probabilidades de haber muerto durmiendo boca abajo que las personas mayores. En total, el 86 por ciento de los menores de 40 años y el 60 por ciento de los mayores de 40 años estaban boca abajo cuando los hallaron muertos.

Tao no puede explicar por qué la muerte súbita fue más común en los pacientes más jóvenes de epilepsia. Quizá era más probable que fueran solteros y no tuvieran un compañero de cama que podría haberlos despertado durante la convulsión, planteó.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=86134

26/1/2015

Intramed

¿El fin del misterio de las niñas colombianas desmayadas?

Entre junio y octubre del año pasado más de 600 niñas experimentaron misteriosos desmayos y otros síntomas en una zona de la costa caribe colombiana.

Luego de más seis meses de investigaciones, numerosas pruebas clínicas, análisis de laboratorio y trabajo de campo, el Instituto Nacional de Salud de Colombia cree haber resuelto el misterio de los desmayos que sufrieron unas 600 niñas en el municipio Carmen de Bolívar.

Pero a las familias de las menores atendidas en la vecindad del Caribe colombiano entre junio y octubre del año pasado por causa de los misteriosos desmayos, probablemente les va a costar aceptar la explicación de las autoridades.

El INS no encontró relación alguna entre los problemas reportados por las niñas –que también incluían taquicardia, dificultad para respirar y hormigueo o pérdida de sensibilidad en brazos y piernas– y la aplicación vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH), como inicialmente se había especulado.

Y tampoco encontró evidencia de algún tipo de intoxicación por alimentos, el aire o el agua.

Por no encontrar, la institución no encontró siquiera evidencia de problemas físicos reales en la gran mayoría de las menores afectadas.

Sugestión colectiva

“En la gran mayoría de los casos no hay una enfermedad orgánica de base que explique los síntomas, por lo tanto creemos que la mayoría de los casos corresponden a lo que llamamos un evento sociógeno masivo”, explicó este jueves el director del INS, Dr. Humberto de la Hoz, al presentar oficialmente el estudio a la prensa.

Es decir, se trataría finalmente de un episodio de sugestión colectiva desencadenado en parte “por la percepción exagerada del riesgo relacionado con haber sido expuestas (a la vacuna)”.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=86132

25/1/2015

Intramed

Caminar en grupo conduce a tener una mejor salud

Unirse a un grupo para caminar podría ser justo lo que el médico receta, porque la investigación sugiere que es una de las mejores maneras de mejorar su salud general.

Es fácil seguir en este tipo de programa de ejercicio, que ofrece una amplia gama de beneficios para la salud y virtualmente no tiene efectos secundarios, afirmaron los autores del estudio en el informe publicado el 19 de enero en la revista British Journal of Sports Medicine.

Los investigadores revisaron 42 estudios, que contaron con casi 2,000 adultos en 14 países, y examinaron los efectos sobre la salud física y mental de unirse a un grupo que caminaba al aire libre. Algunas de las personas de los estudios tenían problemas de salud crónica como artritis, diabetes, obesidad, fibromialgia, enfermedad de Parkinson, demencia y trastornos de salud mental.

Unirse a un grupo para caminar lleva a la reducción de la presión arterial, de la frecuencia cardiaca en reposo, de la grasa corporal, del peso y de la cantidad total de colesterol, halló el estudio.

Y los autores indicaron que el aspecto social de los grupos de caminantes podría ayudar a las personas a desarrollar actitudes positivas con respecto a la actividad física.

“Los grupos de caminantes son efectivos y seguros, con un buen nivel de adherencia a los mismos y una amplia variedad de beneficios para la salud”, afirmaron la autora del estudio, la Dra. Sarah Hanson, de la Facultad de Medicina de Norwich de la Universidad de Anglia del Este, en Reino Unido, y sus colaboradores en el comunicado de prensa.

El estudio de los hallazgos sugiere que los médicos y otros profesionales sanitarios deberían recomendar a los pacientes que se unieran a grupos para caminar como modo de mejorar su salud, añadió el equipo de Hanson.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=86121

24/1/2015

Intramed

¿Qué escudo genético protege a quienes nunca enferman?

La biomedicina lleva años buscando las claves de enfermedades en el ADN de sus pacientes. Se han descrito miles de mutaciones relacionadas con la hipertensión, la diabetes y el Alzheimer, sin embargo, algunos científicos han decidido cambiar de perspectiva.

¿Por qué no estudiar también a los que, a pesar de poseer una herencia genética desfavorable, están sanos, para saber qué les protege? El Proyecto Resiliencia busca entre la población a esos héroes inesperados.

Gregor Johann Mendel no era un monje cualquiera. El checo plantaba guisantes en el patio del monasterio y su curiosidad le hizo preguntarse por qué las plantas que nacían eran diferentes a sus progenitoras. ¿Cómo se transmitían el color o la forma de las semillas?

El religioso encontró tres reglas que se cumplían una vez tras otra y que permitían predecir estos rasgos en cada generación conociendo los atributos de los ejemplares que había elegido para el cruce. Las tres leyes de este apasionado de las leguminosas constituyen hoy en día la base de la teoría clásica de la herencia genética.

Lo que Mendel no sabía cuando publicó su trabajo, allá por el siglo XVIII, es que su apellido iba a relacionarse con algunos capítulos no tan amables del legado que los humanos dejan a sus hijos: las enfermedades mendelianas. La causa de estas patologías es una mutación o alteración en el ADN de un solo gen, que, al transmitirse a la descendencia con cierto patrón, provoca la aparición de disfunciones en el organismo.

“Todos llevamos variaciones en nuestro ADN que nos predisponen a tener enfermedades”, señala a Sinc Eric Schadt, director del Instituto Icahn de Genómica y jefe del departamento de Genética en la facultad de Medicina del Hospital Monte Sinaí, en Nueva York. Pero no todas las alteraciones del material genético son negativas y, aunque lo sean, no siempre acaban manifestándose. Schadt y su compañero Stephen Friend han puesto en marcha el Proyecto Resiliencia, que buscará a quienes, a pesar de estar genéticamente predestinados a sufrir unos síntomas, se mantienen sanos.

Los participantes en el proyecto son voluntarios que, después de registrarse en la página web del proyecto, deben remitir al centro neoyorkino una muestra de células de su boca. Basta con pasar varias veces por el interior de los carrillos el pequeño cepillo incluido en el test kit que les envían a casa tras inscribirse.

 Los científicos extraerán muestras ADN de las donaciones para buscar las mutaciones que causan ciertas patologías. Inicialmente, han elegido una lista de 675 enfermedades de las que deben su nombre al monje checo, porque su manifestación depende de menos factores que las polimórficas.

“Los que tienen las mutaciones deberían presentar los síntomas; si en alguien no se cumple, queremos entender qué es lo que le protege –dice Schadt –. Si el sistema funciona podrá generalizarse después para dolencias más frecuentes”.

“Si logramos conocer los factores que provocan la resistencia a sufrir enfermedades quizá evitemos de forma temprana males tan terribles como el alzhéimer –aventura Esteller–. Podríamos saber su incidencia en la población y hacer estudios epidemiológicos para ver su interacción con factores ambientales o dietéticos, por ejemplo”.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=86116

23/1/2015

Intramed

¿Puede el café proteger del melanoma?

El café matutino quizá no solo sirva para despertarse. Unos investigadores sugieren que también podría ayudar a proteger del melanoma, la forma más letal de cáncer de piel.

Los bebedores de café son menos propensos a sufrir de melanoma maligno, y su riesgo se reduce un poco con cada taza que beben, según los hallazgos publicados en la edición del 20 de enero de la revista Journal of the National Cancer Institute.

“Hallamos que cuatro o más tazas de café al día se asociaban con una reducción de alrededor del 20 por ciento en el riesgo de melanoma maligno”, señaló la autora líder, Erikka Loftfield, estudiante de doctorado de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Yale, que está terminando su trabajo de tesis en el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

Investigaciones anteriores han mostrado que beber café podría proteger de formas menos letales de cáncer de piel, aparentemente al mitigar el daño que los rayos ultravioleta del sol provocan en las células cutáneas, apuntaron los investigadores en las notas de respaldo.

Decidieron observar si esa protección abarcaba al melanoma, la principal causa de muerte por cáncer de piel en Estados Unidos, y el quinto cáncer más común. Se estima que en 2013 hubo 77,000 casos nuevos de melanoma, y unas 9,500 muertes por el cáncer, según el estudio.

Los investigadores recogieron datos de un estudio dirigido por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. y la AARP. Se envió un cuestionario sobre la alimentación a 3.5 millones de miembros de la AARP que vivían en seis estados: California, Florida, Luisiana, Nueva Jersey, Carolina del Norte y Pensilvania, y en dos ciudades, Atlanta y Detroit.

Hallaron que las personas que bebían la mayor cantidad de café todos los días disfrutaban de un riesgo más bajo de melanoma, en comparación con los que bebían poco café, o no bebían.

También hubo una tendencia hacia una mayor protección con una mayor ingesta. Las personas que bebían entre una y tres tazas al día tenían un riesgo de melanoma un 10 por ciento más bajo, en comparación con las que no bebían café, mientras que las que bebían cuatro o más tazas al día presentaron una reducción del 20 por ciento en el riesgo.

El estudio solo descubrió una asociación entre el consumo de café y el riesgo de melanoma, no probó causalidad.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=86117

23/1/2015

Intramed

El cerebro edita los recuerdos constantemente

El hipocampo es la parte del cerebro que edita los recuerdos./ Pimthida

El amor a primera vista no existe, o al menos, no de la manera en que lo recordamos. Según un reciente estudio estadounidense, esta y otras ideas similares son solo consecuencia del complejo funcionamiento de la memoria. Como en un puzle, la mente combina las experiencias pasadas y las vivencias recientes para actualizar los recuerdos.

“La memoria no es como una cámara de vídeo, sino que edita cada escena para crear una historia que encaje en el presente”, indica Bridge

El trabajo, publicado esta semana en Journal of Neuroscience, demuestra que el cerebro edita constantemente la información que almacena.

Así, una persona puede acordarse de un mismo suceso de forma diferente en cada etapa de su vida. Por ejemplo, si en el presente está enamorada, probablemente considerará un flechazo lo que experimentó al conocer a su pareja.

“Puede que pienses que en aquel momento sentiste amor y euforia –señala Donna Jo Bridge, principal autora del estudio e investigadora en la Universidad Northwestern­–, pero seguramente estarás trasladando tus sentimientos actuales a una situación pasada”.

Bridge afirma que los recuerdos se adaptan a nuestro entorno, que cambian constantemente, para ayudarnos a sobrevivir y afrontar los problemas. “La memoria no es como una cámara de vídeo –explica–, sino que edita cada escena para crear una historia que encaje en tu presente”.

Los resultados de la investigación han revelado que el hipocampo es la parte del cerebro encargada de esta labor de edición. Como un programa informático que modifica los fotogramas de una película, utiliza la información reciente para cambiar las imágenes del pasado.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=86114

23/1/2015

Intramed

Un poco más de sal al día quizá no le haga daño a las personas mayores

Consumir una cantidad “modesta” de sal quizá no haga daño a las personas mayores, pero más de eso puede resultar nocivo para la salud, halla un estudio reciente.

El estudio de adultos mayores de 71 a 80 años de edad encontró que el consumo diario de 2,300 miligramos (mg) de sal (el equivalente a una cucharadita) no aumentaba las muertes, la enfermedad cardiaca, el accidente cerebrovascular (ACV) ni la insuficiencia cardiaca de los adultos en un periodo de diez años.

Pero una ingesta de sal superior a 2,300 mg (que es más alta de lo que los expertos recomiendan actualmente) podría aumentar el riesgo de muerte precoz y de otros males, señalaron los investigadores.

Los hallazgos no deben interpretarse como permiso para usar el salero de forma indiscriminada. Los investigadores no compararon una ingesta alta de sal con una ingesta baja.

“La cuestión no es si se debe tomar una cucharadita o dos, sino si se debe tomar una cucharadita al día o menos”, planteó.

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) recomienda menos de 1,500 mg de sal al día, que es menos de una cucharadita.

El informe aparece en la edición en línea del 19 de enero de la revista JAMA Internal Medicine.

Para el estudio, los investigadores observaron los efectos de la sal en unos 2,600 adultos de 71 a 80 años de edad que completaron un cuestionario de frecuencia de ingesta alimentaria.

Durante los 10 años de seguimiento, 881 participantes murieron, 572 contrajeron una enfermedad cardiaca o sufrieron un ACV, y 398 contrajeron insuficiencia cardiaca, hallaron los investigadores.

Cuando los investigadores observaron las muertes en comparación con el consumo de sal, hallaron que la tasa de muerte más baja (del 30.7 por ciento) ocurrió entre los que consumían de 1,500 a 2,300 mg al día. Los que consumían un promedio de 1,500 mg al día tuvieron una tasa de mortalidad del 33.8 por ciento. Entre aquellos cuya ingesta de sal era de más de 2,300 mg al día, la tasa de mortalidad fue del 35.2 por ciento.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=86112

22/1/2015

Intramed

 Jugo de remolacha a favor de reducir la presión arterial

Una reciente investigación realizada por un equipo de científicos de la Universidad londinense Queen Mary ha concluido que tomar un vaso de zumo de remolacha diario es suficiente para reducir de forma significativa la presión arterial en pacientes hipertensos, según destaca el portal web muy interesante.

El trabajo ha sido publicado en la revista Hypertension y refleja que el efecto positivo de la remolacha en la hipertensión se debe a los altos niveles de nitrato inorgánico de este alimento, lo cual provoca relajación y dilatación de los vasos sanguíneos.
Los investigadores contaron con la participación de 64 pacientes de entre 18 y 65 años de edad para el experimento. La mitad de ellos tomaba medicación prescrita para la hipertensión, y el resto aún no habían comenzado a medicarse.

Los pacientes fueron asignados aleatoriamente en dos grupos diferentes: al primero se le distribuyó un vaso de 250 ml de zumo de remolacha y al otro grupo un placebo en forma de zumo de remolacha (sin nitratos).

Luego de cuatro semanas, los sujetos que habían estado tomando el zumo de remolacha experimentaron una reducción en la presión arterial de 8/4 mmHg (sistólica/diastólica), convirtiendo sus valores a un rango normal.

Al mismo tiempo experimentaron una mejora de un 20% en la dilatación de los vasos sanguíneos y la rigidez de las arterias se redujo un 10%.

Por su parte, en el grupo del placebo, como era de esperar, no se produjo ningún cambio, pues tras dos semanas sin tomar el zumo de remolacha, la presión arterial de los pacientes del primer grupo volvió a subir a sus niveles anteriores.

Amrita Ahluwalia, una de las autora del estudio explica que “estos hallazgos sugieren un papel clave del nitrato en la dieta como una herramienta de fácil disponibilidad y un tratamiento asequible, coadyuvante en el tratamiento de los pacientes con hipertensión”.

Esta indagación ha evidenciado de que manera una dosis al día de nitrato inorgánico puede ser tan eficaz como la intervención médica en la reducción de la presión arterial.

La hipertensión aumenta el riesgo de sufrir problemas de salud mucho más severos como padecimientos cardiacos, renales y accidentes de tipo cerebrovascular, entre otras complicaciones.

http://www.granma.cu/salud/2015-01-21/jugo-de-remolacha-a-favor-de-reducir-la-presion-arterial

21/1/2015

Periódico Granma

 

Anterior    Siguiente