Las ITS en Cárdenas: Los eslabones del descuido

Ignacio* se levanta, mira al espejo como viendo a otro Ignacio, ese joven de hace 12 años, con una chispa…tal vez imaginación suya. A lo mejor lo de la chispa vino después, parece reflexionar, vino con el final de la cadena:
“Mi vida cambió en el sentido que nunca esperé, como nadie lo espera, que fueran a tocar mi puerta y me dijeran: tienes que presentarte para hacerte un chequeo, un análisis porque te encuentras incluido dentro de una cadena cero positiva.
Cuando me hago los análisis da positivo conjuntamente con mi pareja. De cierta forma no te cambia, pero sí choca un poco el impacto de enfrentarte a esa noticia cuando tú no lo esperas, cuando llevas cierto tiempo con una pareja estable”.
EL INICIO DE LA CADENA
Después su detección por primera vez en 1985 en Cuba el Virus de Inmunodeficiencia Humana Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH/ Sida), la epidemia afecta al país al igual que al resto del mundo, de manera conjunta con las otras infecciones de transmisión sexual (ITS).
Los esfuerzos por controlar la propagación de estas enfermedades son desarrollados a través del Plan Estratégico Nacional ITS/VIH/Sida con diferentes acciones. Actualmente el país posee la tasa de prevalencia estimada en VIH en población sexualmente activa de 0,05 por ciento, una de las más bajas del mundo.
En el municipio de Cárdenas, provincia de Matanzas, desde hace tres años se evidencia un aumento de infectados de sífilis, herpes genital, condiloma, sífilis en embarazadas y VIH.
El caso más impactante para Claribel Reyes Faringes, especialista en ITS/ VIH/ Sida del Policlínico Moncada en el municipio, fue una joven de 14 años que contrajo gonorrea, sífilis y condiloma. “Con 14 años estás en plena pubertad. ¿Por qué entonces? En Cárdenas hoy es típico el sexo transaccional: a cambio de una cartera, de una cadena, un par de zapatos”.
La cercanía de Cárdenas al polo turístico de Varadero constituye un factor determinante en los grupos vulnerables, en su mayoría trabajadores del turismo.
El Ministerio de Salud Pública hace énfasis en el carácter preventivo y educativo de las acciones. En Cárdenas, la adolescencia es la edad con mayor incidencia. Durante una encuesta realizada a un grupo de octavo grado de la Escuela Secundaria Básica Urbana Guillermo Geilín, algunos estudiantes identificaron los métodos anticonceptivos orales como medida de protección para evitar la transmisión de estas enfermedades.
Refieren los especialistas que las causas del aumento de ITS se deben en gran parte a cambios en el comportamiento sexual y social debido a la urbanización; en la mentalidad con respecto a la virginidad, así como la tendencia actual a una mayor precocidad y promiscuidad sexual. A ello debe sumarse el desconocimiento, del que es responsable la sociedad en su conjunto.
LA ELECCIÓN DE VIVIR
“Los primeros años marcaron mi vida, porque en aquel tiempo no existía la atención ambulatoria como ahora. Me diagnostiqué en el 2005 y automáticamente pasé el curso que antes se hacia en el sanatorio de Matanzas”, cuenta Ignacio con los hombros relajados y recuerda algo de ese Ignacio del ayer, de otros que le apoyaron y de quienes quedaron con gran alegría en su nueva vida. La de este Ignacio de acá, fuera del espejo.
“Fue un cambio brusco: de estar insertado en la sociedad trabajando tuve que separarme, dar un giro por completo y enfrentar esta situación completamente nueva para mí, que no es como ahora: las visitas, los cursos en la consejería en la que podemos compartir, sino una vida interna más difícil”.
“Me acepté desde un principio porque comprendí que lo importante era mi salud y mi vida, porque al final esta no cambia por una condición. Disfruto el día a día, para mí comprende 24 horas porque no sé si mañana voy a estar aquí. El mañana no está previsto”.
UN LARGO CICLO
“Hay muchas maneras de violentar a las personas, un gesto, una mirada”. Anabel Hernández Nores, psicóloga del Grupo Municipal de ITS/VIH/Sida refiere la adaptación como un proceso de muchas aristas, entre ellas, la aceptación social.
“Cuando se da un diagnóstico de VIH la persona tiende a bajar las defensas de su organismo con procesos de negación. En ocasiones no se atienen al tratamiento, es decir, descanso nocturno, alimentación saludable, el tratamiento retro viral. Por esta razón empeoran y en casos extremos, fallecen. Cuando el paciente acepta, se enfrenta al mundo real.
Para tener bienestar psicológico la persona debe sentirse acompañada. Puede ver las relaciones sexuales de forma asexual, al identificarlas como el inicio de su problema. Necesita ser aceptada, para ello requiere conocimiento, cuáles son los estereotipos, la manera de no transmitir el virus”, agrega Hernández Nores .
La mayoría de los tabúes con respecto a las ITS, en especial el VIH rondan en torno a la forma de transmisión, con creencias erróneas sobre el sudor, los abrazos, la saliva.
El Grupo municipal tiene cinco líneas de trabajo con los especialistas que allí laboran, dirigidas a personas que con VIH, jóvenes y adolescentes, hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH), personas que practican el sexo transaccional (PPST) que constituyen el gran por ciento de afectados, la línea de mujeres que incrementó en últimos años y la línea de condones.
AL FINAL DE LA CADENA
El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana y otros centros científicos en el país continúan en investigaciones sobre el VIH y actualmente la TERAVAC- VIH, vacuna terapéutica en fase de ensayo clínico, potencia la respuesta inmune del organismo.
Sin embargo, las medidas más eficaces de protección contra ITS son tener relaciones sexuales con una pareja única; usar preservativo de forma adecuada cada vez que se tenga sexo con penetración y en caso de no disponer, practicar el sexo seguro (besos, masajes y caricias).
“Protección, nada más que eso. No nos enjuiciemos ni por razas ni por sexo, tú puedes ser del color que quieras y puedes tener la condición que quieras, mientras el sentimiento y la espontaneidad sea lo que vibre, lo demás no importa”, dice como cuestionándole al Ignacio de allá esa pregunta de insomnio, el cómo y el cuándo se encontró con el final de la cadena. (Daniela Fabré Lima, Patricia Aguilar Soto y Claudia Ortega Valido, estudiantes de periodismo).
*Se ha empleado un seudónimo para proteger la identidad del entrevistado.
Fuente: http://giron.cu