Guardián de la salud: Consultorio del Médico y la Enfermera de la Familia

Aidita enfermera de los consultorios No. 10 y 11 del barrio de la Palya en Matanzas , recuerda la primera vez que colocó una inyección y conserva la gratitud de quien le elogió la precisión del brazo. Desde entonces junto a sus compañeras de los consultorios, realiza esta labor, iniciativa del gobierno revolucionario cubano que desde hace 33 años acerca la atención primaria y preventiva a la comunidad e incluso al hogar de cada cubano.

Por un futuro más sano.
Nuestra provincia cuenta con un total de 631 consultorios e igual número de equipos de salud integrados por médico, enfermera y
operario, este último hoy se suma con el objetivo de garantizar un servicio integral a la población”, destaca Vivian Iglesias de la Barrera, funcionaria de APS (Atención primaria de salud) en la Dirección Provincial de Salud de Matanzas.
Cuarenta y cinco grupos básicos de trabajo fortalecen su actividad a lo largo del territorio con la asistencia de pediatras, obstetras, clínicos, estadísticos, trabajadores sociales, técnicos en higiene y en rehabilitación.Actividades fundamentales como la promoción, prevención, curación y rehabilitación de las diferentes patologías, distinguen la labor de estos centros cuyo funcionamiento se caracteriza además por el trabajo de terreno con dos sesiones para el médico y tres para la enfermera.
Rescatar los elementos fundacionales de esta obra de la Revolución, constituye uno de los retos del Minsap en aras de que los trabajadores del sector y el pueblo trabajen en estrecha unión para lograr el mejoramiento de los indicadores de salud.
Barreras en el camino.
De acuerdo con Raidel Rojas Pedroso, director municipal de Salud en Matanzas, hoy se trabaja para garantizar el funcionamiento de los consultorios durante ocho horas.
Sin embargo, a pesar de encontrar criterios favorables en muchos casos, Girón detectó algunos factores que inquietan a la población y
obstaculizan el eficaz cumplimiento de tales objetivos.
Mientras, en el Consejo Popular de Camilo I los pobladores señalan la inestabilidad que han enfrentado con los médicos, así como la ausencia de una posta médica para al menos dar aerosol o poner penicilina. Ante algún tratamiento o dolencia, los habitantes deben viajar hasta Pedro Betancourt y para ello muchas veces deben pagar los altos precios del transporte particular.
Locales con dificultades constructivas o cerrados en el horario de trabajo o escasas visitas a los pacientes en algunos casos, fueron otras de las dificultades detectadas cuya mención lejos de enumerar errores, muestra el camino por donde deben avanzar las soluciones.
Dominar barreras.
Pero más allá de las insatisfacciones, existen lugares, como los consultorios mencionados al principio, donde se nota a simple vista la
eficiencia y calidad del servicio, características que sin lugar a dudas la población agradece.
Maira Álvarez Díaz, vecina del consultorio No. 10 destaca, hace un mes acudo cada semana a este sitio por alteraciones en el colesterol y
me siento muy satisfecha con la preocupación con que me tratan. Además cuando tengo alguna situación también recibo la visita de la
doctora y la enfermera.
Teresa Fernández Izquierdo, también paciente, manifiesta la profesionalidad y educación con que se desempeña el colectivo de ambos consultorios fusionados en la localidad.
Aida Ramírez Caleo, (Aidita) una de las enfermeras del mismo desde hace cuatro años, señala la seriedad del grupo en el cumplimiento de tareas como las visitas a lactantes, embarazadas, encamados; incluso cuando la mayoría son de áreas rurales. “Además, realizamos el seguimiento de vacunas y donaciones de sangre”.
Prestamos especial interés a los programas de atención a embarazadas, adulto mayor, enfermedades crónicas no transmisibles y transmisibles, cáncer de mamas y cervicouterino”, explica la Dra. Zurilia Hernández Cruz y recalca la necesidad de que las mujeres acudan a realizarse la prueba citológica para descartar esta última enfermedad.
Reconocer el compromiso de dicho grupo,no significa su exclusión de las dificultades o retos que hoy enfrentan tales instituciones en el país, sino congratula el esfuerzo de quienes por encima de los obstáculos, se esfuerzan por entregar lo mejor de sí al pueblo, en aras de lograr que el consultorio sea fiel guardián de la salud.

Fuente: http://www.giron.cu/