Guía para el uso de anticonceptivos

El presente documento es el resultado de la colaboración entre el Departamento de Salud Reproductiva e Investigaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y expertos internacionales en planificación familiar.

El ofrecimiento de servicios de planificación familiar con el mayor grado de actualización y basados en la mayor cantidad de evidencias es uno de los elementos principales de un programa de planificación familiar sostenible.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publica dos directrices basadas en evidencias sobre la prestación de
servicios de planificación familiar:
– Criterios médicos de elegibilidad para el uso de anticonceptivos (MEC), que ofrece asesoramiento sobre la seguridad de diversos métodos anticonceptivos para utilizar en un contexto de enfermedades y características específicas, y
– Recomendaciones sobre prácticas seleccionadas para el uso de anticonceptivos (SPR), que ofrece asesoramiento sobre el modo de utilizar los métodos anticonceptivos de forma segura y eficaz cuando ya se los considera adecuados desde el punto de vista médico.

Estas directrices están diseñadas para utilizarse en conjunto. Facilitar la implementación de las directrices MEC y SPR a nivel nacional es fundamental para la prestación de servicios de planificación familiar integrales y basados en la evidencia.

Esta Guía de implementación de los criterios médicos de elegibilidad y las recomendaciones sobre prácticas seleccionadas para el uso de anticonceptivos de la OMS (de aquí en adelante: “guía de implementación de las directrices MEC y SPR”) es parte de una iniciativa global para extrapolar el asesoramiento a la práctica mediante los principios de la ciencia de la implementación.

La implementación de las directrices MEC/SPR a través de un programa nacional es un proceso complejo y multidisciplinario que exige la participación de diversas partes interesadas. Además, la implementación puede y debe llevarse a cabo de forma sistemática y basada en evidencias. Este documento presenta un proceso estructurado que ayudará a los países a incorporar las directrices MEC y SPR más recientes, y sus actualizaciones, a las pautas nacionales de planificación familiar.

Al considerar cualquier cambio de política relacionado con la planificación familiar, es importante garantizar el apoyo a las obligaciones del país en cuanto a los derechos humanos y brindar servicios a todas las poblaciones, incluidas las de entornos de asistencia humanitaria. En el kit de herramientas de la guía de implementación, que se adjunta a este documento, se incluyen recursos adicionales acerca de las consideraciones sobre los derechos humanos.

“Facilitar la implementación de las directrices MEC y SPR a nivel nacional es fundamental para la prestación de servicios de planificación familiar integrales y basados en la evidencia”


Fuente: Infomed

Categorizado en Aprendizaje, Noticias #