Implantado por primera vez en Cuba un estimulador de cordones posteriores para el tratamiento del dolor crónico

0

Entre los días 11 y 13 de febrero del 2020 se celebró en el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq) el «Encuentro Cuba-Italia sobre tecnología de alta gama en el tratamiento del dolor», auspiciados por el Cimeq, el Centro Internacional de Restauración Neurológica (Ciren) y la Sección del dolor de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación (SCAR).

Se entiende como tecnología de alta gama en el tratamiento del dolor a aquellos procedimientos que se encuentran en el «último escalón de la escalera analgésica» de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estos tienen indicación médica cuando el «tratamiento conservador del dolor» —que incluye la rehabilitación y los opiodes— no funciona o aparecen inaceptables efectos adversos que pueden llegar a contraindicarlo.

También conocida como «modulación en el tratamiento del dolor», en esta modalidad se emplean regularmente dos avanzados dispositivos médicos: las bombas de infusión intratecal continua y los estimuladores de los cordones posteriores de la médula espinal —lugar por donde transcurre las vías de transmisión de la sensibilidad dolorosa—.

La bomba de infusión intratecal, también conocida como sistema de administración de medicación intratecal, permite la administración de medicación específica para tratar el dolor en el espacio intratecal que rodea la médula espinal. De esta manera se tratan directamente los receptores del dolor cerca de la médula espinal y los requerimientos de medicamentos (en cuanto a cantidad) son mucho más pequeños en comparación con aquellas dosis empleadas habitualmente por otras vías.

El estimulador de los cordondes posteriores de la médula espinal, por su parte, es un equipo con una tecnología muy avanzada, similar a un marcapasos, capaz de enviar estimulación eléctrica por medio de un cable de electrodos implantados cerca de la médula espinal. Los impulsos eléctricos mandados por el equipo logran bloquear la transmisión de mensajes de dolor al cerebro y de esta forma se logra la deseada analgesia.

El Dr.C. Pedro Pablo Benítez, Jefe de la Clínica de tratamiento del dolor del Cimeq, comentó que estos dispositivos tienen como principal obstáculo sus altos costos de adquisición en el mercado: Precios que pueden oscilar entre los 10 000 y 22 000 euros.

En el citado Encuentro científico se contó con sesiones teóricas y prácticas. Se impartieron conferencias sobre estos temas y se implantó por primera vez en Cuba un estimulador de los cordones posteriores de la médula espinal. Se colocó, además, la sexta bomba de infusión intratecal continua que se ha implantado en nuestro país.

La colocación de estos avanzados dispositivos médicos contó con la asesoría técnica del profesor italiano Carmelo Atilio Costa.


Enlaces relacionados:

Prensa Latina

Filed under Noticias by on #

Dejar un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

*