Rectora

Discurso de la Rectora en la Graduación 49 de la UCMVC

Dra. Ida Santana Pérez

Dra. Ida Santana Pérez. Rectora de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara

 

Compañeras y compañeros de la presidencia e invitados.

Profesores. Familiares.

Estudiantes que se gradúan:

 

En estos días de julio, en que conmemoramos el aniversario 64 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, acción heroica que contó con la participación de varios villaclareños, incluido el encrucijadense Abel Santamaría Cuadrado, el segundo jefe del Movimiento, estamos realizando la cuadragésimonovena graduación de profesionales formados en la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara.

 

Son días de intenso trabajo en una provincia que avanza bajo el programa Villa Clara Con Todos, Jornadas de Esfuerzo Decisivo y el simbolismo que representa el recorrido de la réplica de la Boina del Che por centros destacados y consejos populares del territorio. Sin embargo, en contraposición con este espíritu de combate se torna complejo el panorama internacional. El nuevo presidente de Estados Unidos manifiesta un retroceso en las relaciones diplomáticas, son abominable los actos de violencia desatados por la oposición en la República Bolivariana de Venezuela, país hermano con el cual nos solidarizamos y están nuestros profesionales como expresión de apoyo incondicional.

 

Esta Universidad -desde hace 50 años-, se erige como centro de referencia para la formación de profesionales de la Salud en la región central del país y sus ecos de institución de excelencia académica, científica y humana se sienten vibrar en varios continentes del planeta.

 

Con esta graduación arribamos a la cifra histórica de 32 030 profesionales. De ellos 3 671 son de otras nacionalidades. En este curso que culmina, obtendrán el pergamino que los titula 762 estudiantes. Es la Carrera de Medicina la más representada con 585, a quienes acompañan 154 de Estomatología y 23 de Tecnología de la Salud, con un afortunado predominio del sexo femenino por encima del 65% en general y en cada una de las carreras. De ellos 182 son de 18 países, 179 de Medicina y 3 de Estomatología.

 

Todos, les aseguramos, egresan con los conocimientos, habilidades y valores necesarios para actuar en los futuros escenarios junto a otros estudiantes, nuestros profesores y la población, que sin lugar a dudas, constituye fuente y sentido de vida de nuestra profesión.

 

Los que hoy egresan tienen referencias por sus compañeros de diferentes nacionalidades de cómo se vive en otras tierras, ya conocen del stress de los cuidados intensivos, los misterios de la Imagenología, la escurridiza movilidad de un Endoscopio, el significado de una sonrisa feliz en nuestros niños, el esperado milagro de la Rehabilitación, la dinámica del Consultorio Médico y la importancia que tiene para la supervivencia de los pueblos, la Higiene y la Epidemiología. Todo ello, en medio de un revolucionario proceso de transformaciones necesarias en el Sistema de Salud Cubano, que ha demostrado que en Cuba los profesionales de la salud no sobran, siempre tendrán fuente de empleo segura.

 

Por eso a ustedes -que se han formado durante estos duros años bajo la agresividad subversiva del Imperio que ha tomado como blanco principal a los jóvenes universitarios para intentar desmontar la Revolución y su obra humana internacional- hoy les decimos: sigan creciendo, sigan fortaleciéndose y comprendan siempre cuánto pueden aportar al futuro que se construye en esta hora, en que este, su pueblo, se encamina hacia un reordenamiento económico y social, sin renunciar, aún ante la retórica de la guerra fría del Presidente Trump, a seguir trabajando por un futuro justo, planificado y de necesidades satisfechas.

 

Queridos graduados:

Sin dudas, trabajar por la Salud de los pueblos resulta un oficio mayor. Se concluyen etapas, pero nunca termina nuestra preparación. Ahora, con mayor responsabilidad y sensibilidad humana marcharán ante el verdadero y eterno evaluador. El que espera y necesita sus servicios.

 

Cada día se probarán a sí mismos y tendrán, ante cada paciente, la oportunidad de consolidar su formación y de proyectar la imagen integral del nuevo profesional que nuestros pueblos necesitan.

 

Hoy ingresan al aguerrido ejército de batas blancas, el que marcha por el Mundo curando individuos y sanando pueblos, a la manera del Che, que desde este histórico memorial hace 20 años nos observa y a los 50 de su caída en combate, se empina y nos exige que le traigan resultados. Solo así la obra es invencible.

 

Nunca dejen de estudiar, investigar y educar mientras ejercen con amor, humildad y desinterés. Sus modos de actuación de ahora en lo adelante llevarán implícito los esfuerzos de cientos de profesores que contribuyeron a ellos.

 

Tenemos plena confianza en esta nueva promoción. En ustedes están los próximos profesores universitarios, los que sabrán servir bien a la patria chica y que estarán siempre dispuestos a servir a la patria mayor porque como martianos asumirán que Patria es Humanidad.

 

Colegas:

Esperamos recuerden este acto lleno de simbolismo y esperanza y que asuman el compromiso de defender la ética de la profesión en cualquier lugar del planeta. Solo así tendrán la certeza de que ha valido la pena.

 

Nos conmueve realizar esta graduación por primera vez, sin la presencia física del salubrista mayor, nuestro líder histórico Fidel Castro Ruz, pero nos alienta saber que bajo su guía Cuba Va, que Villa Clara con Todos también Va y que la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara Va y continuará egresando profesionales integrales para Cuba y el Mundo.

 

FELICIDADES MERECIDAS PARA TODOS.

 

MUCHAS GRACIAS.

 

 

Dra. Ida Santana Pérez

Rectora.
UCMVC