CIGB sigue sumando logros con nuevo medicamento

Un nuevo logro del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), es el supositorio Proctokinasa, medicamento que valida su efectividad en la atención secundaria de salud para el tratamiento de crisis hemorroidales agudas, según los últimos estudios de fármaco-vigilancia.
De acuerdo con Lázara Muñoz, especialista del CIGB en La Habana, el producto se aprobó en enero del actual año en el cuadro básico de medicamentos y hoy está siendo prescrito por facultativos en todos los hospitales de Cuba, lo que revoluciona los tratamientos para esta dolencia, una de las condiciones proctológicas más comunes en la Isla.
La especialista enfatizó a la ACN que las últimas investigaciones indicaron que de mil 555 pacientes, el 62 por ciento de tuvieron una respuesta temprana al cuarto día del tratamiento terapéutico para la crisis hemorroidal aguda, y que en el término de seis o siete días los resultados se elevaron a un 97 por ciento.
La Proctokinasa es, hasta este momento, el único medicamento en forma de supositorio que tiene como principio activo un producto biológico, en este caso es la estreptoquinasa recombinante, la cual posee acción fibrinolítica, por lo que actúa directamente en la región afectada, dijo la Máster en Bioquímica.
Refirió que esos resultados son alentadores si se comparan con los de otros medicamentos fabricados, por ejemplo, en Estados Unidos – el bálsamo Preparation H y el Anusol HC –, pues la Proctokinasa tiene mejores respuestas en los pacientes en mucho menor tiempo.
Asimismo, señaló que anteriormente, sin este tratamiento terapéutico, la única solución era la cirugía de elección, y que en ese último estudio de fármaco-vigilancia solo 10 de esos pacientes tuvieron que someterse al proceder quirúrgico.
La investigadora, una de las que han intervenido en el desarrollo del producto del CIGB, apuntó que según estadísticas mundiales, en la especialidad de Proctología, un cinco por ciento de la población padece de hemorroides.
En Cuba se afirma que sea el 2,5 por ciento, pero los proctólogos dicen que esa es una cifra reservada; de ahí que se piense que esta dolencia se comporte en el país muy similar a la del nivel mundial, comentó.
Refirió que hasta el momento el supositorio debe ser prescrito por un especialista, porque cualquier evento de sangrado puede confundir y, por tanto, el médico debe confirmar que el paciente se encuentra ante una crisis hemorroidal aguda.
Aún no se ha probado su uso para embarazadas o puérperas, aunque estamos en la elaboración de un protocolo para estos casos, así como tampoco debe aplicarse en los recién operados, luego de una infección por estreptococo o en personas que presenten problemas de coagulación, detalló.
La estreptoquinasa recombinante es un trombolítico utilizado también en los infartos cardíacos.
Algunos de los beneficios que se logran al aplicar el medicamento están relacionados con la reducción en poco tiempo de la inflamación y el dolor, además de la eliminación de los coágulos de sangre formados en la región anal del paciente.
Fuente: http://www.solvision.cu/es/salud/10586-cigb-sigue-sumando-logros-con-nuevo-medicamento