“Climaterio, un reto en la Mujer”, por Dr. Gustavo Gómez Barrera*

El climaterio constituye una etapa en la vida de la mujer donde aparecen cambios fisiológicos que conllevan a un nuevo reajuste del estilo de vida en todas las esfera,  en nuestro país cerca de 4 millones de mujeres  entre 40 y 59 años están en esta etapa y que se encuentran en la vida laboral activa con un importante impacto en la esfera social lo cual es muy necesario. Ello representa la tercera etapa de sus vidas por lo que es necesario brindar una atención y estudio permanente para mitigar los síntomas y mejorar su calidad de vida mediante la promoción, prevención de salud y  actuar sobre los factores de riesgo, estos son aspectos prioritarios de la Atención Primaria de Salud de nuestro país y a ello se suma los servicios de la Clínica Internacional Siboney.

Hacemos una revisión del tema en los aspectos fundamentales que la mujer debe conocer y en un segundo artículo lo dedicaremos a la nutrición y el tratamiento.

¿Qué es el climaterio?

Es el período de transición entre la etapa reproductiva y la no reproductiva de la mujer, a su vez tiene tres fases, peri menopausia, menopausia y post menopausia, en una edad comprendida entre los 40 y 59 años, la peri menopausia dura alrededor de 2 a 8 años antes de la menopausia, la menopausia es el cese de la menstruación y la post menopausia es lo que la precede.

¿Cómo se diagnostica?

Principalmente clínicamente si se está en el rango de edad y con los síntomas asociados.

 ¿Qué sintomatología presenta?

A corto plazo:

  • Oleadas de calor
  • Sofocos y sudoraciones.
  • Irritabilidad
  • Palpitaciones
  • Disminución de la libido.
  • Irregularidades del ciclo menstrual.
  • Síntomas vasomotores: el más precoz y característico es el bochorno, qje se tipifica por oleadas de calor, seguidas de sudación que compromete la cara, el cuello y el tórax, duran escasos minutos y desaparecen espontáneamente. Suelen acompañarse de palpitaciones, con frecuencia muy variable.

A mediano plazo:

  • Adelgazamiento de la piel
  • Sequedad de la vagina
  • Incontinencia urinaria.
  • Dolor en el acto sexual.
  • Aparición de prolapsos.
  • Manifestaciones urogenitales debidas al hipo estronismo en la vulva, vagina, cuello uterino, pudiendo dar lugar a vaginitis atrófica con inflamación ulceración y sangrado, el aumento del pH vaginal facilita el desarrollo de bacterias no habituales por lo que son frecuentes las infecciones.

 A largo plazo:

  • Aplastamiento de las vértebras.
  • Fragilidad ósea.
  • Elevación de la presión arterial
  • Aumento del riesgo cardiovascular.

- Osteoporosis: Es una enfermedad metabólica dada por un descenso de la masa ósea, con el consiguiente riesgo de fractura.

Es bueno recordar que los problemas de salud no son biológicos puros, sino que hay una mezcla de componentes psíquicos, biológicos y sociales.

Otras Manifestaciones Clínicas

  • Afecciones cardiovasculares.
  • Síntomas psicológicos
  • Síntomas neurológicos
  • Síntomas osteomioarticulares
  • Disminución de la libido
  • Dispareunia

Después de la menopausia se asiste a un cambio en las concentraciones de lipoproteínas sanguíneas, con aumento del colesterol total, los triglicéridos y la LDL, y se reduce el colesterol HDL, lo que podría explicar el aumento de la morbilidad y mortalidad cardiovascular.

En ausencia de ovulación la producción de estrógenos sin progesterona puede dar lugar a sangramientos prolongados, metrorragia disfuncional, aunque por histología habría que descartar las causas orgánicas.

Debemos descartar las hiperplasias y el Carcinoma endometrial.

Seguimiento integral:

  • Tratamiento preventivo
  • Dieta
  • Promover ingestión diaria suplementos vitamínicos.
  • Apoyo psicológico.
  • Tratamiento de medicina natural y tradicional MNT.
  • Tratamiento hormonal de reemplazo THR

Es muy importante: Promover en niñas y adolescentes, la práctica sistemática de ejercicios y el aporte adecuado de calcio en el climaterio  indicarles la dieta adecuada, vitaminas, sobre todo antioxidantes, (vitamina E 50 UI), ácido fólico 1 mg, selenio, zinc y  manganeso, vitamina C (500mg) y D (400UI)  y el calcio en dosis entre 1 y 1,5 g / día.  El ejercicio sistemático de acuerdo a su edad y estado físico y no dejar de tomar diariamente el sol por espacio de 10 a 15 minutos

Bibliografía.

  1. Lavin Acevedo P. Envejecimiento poblacional y menopausia en Latinoamérica. En: González Campos O, Arteaga Urzua E, Contreras Castro P (editores). Menopausia y Longevidad: Perspectiva clínica y epidemiológica en Latinoamérica. Santiago de Chile: Sociedad Chilena de Climaterio; 1998:60.
  2. Dr. Lugones Botell M. La menopausología en Cuba su importancia en la atención primaria. Rev. Cubana MGI. 2005 sep-dic; 21:25-26.
  3. Manzano Ovies B.L. Climaterio. En: Rigol Ricardo O, Cutie León E, Santisteban Alba S, Cabezas Cruz E, Farnot Cardoso U, Vázquez Cabrera J. y col. Obstetricia y Ginecología. 2da Edición. Ciudad de la Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2006. 331-3

*Dr. Gustavo Gómez Barrera  – Esp. I Grado de Ginecologia y Obstetricia.
Máster en Atención Integral de la Mujer.

 

This entry was posted in ciencia, Publicaciones and tagged . Bookmark the permalink.

Comments are closed.